Posts Tagged ‘city’

City

Alessandro Baricco no te presenta los personajes, deja que ellos mismos se dejen conocer, poco a poco te adentras en sus vidas, algunos los comprendes pronto, otros parece que tardarás toda la vida en conocerlos.

La naturalidad con la que se muestran, sin complejos, cada personaje tiene su particular forma de ver la vida, y es tan fascinante como sencilla. Simplemente, no siguen los convencionalismos sociales, y creo que esa es la mejor parte.

Pocas veces necesitan que el escritor explique el porqué de su comportamiento, y cuando lo hace es con frases muy simples.

I bambini hanno bisogno di certezze

Los niños necesitan certezas.

El resto de las veces, son las propias palabras del personaje las que hacen que empieces a comprender su línea de pensamiento, porque conocer a alguien no consiste en saber qué hace o qué ha hecho, si no cómo piensa.

Como el ensayo de 6 tesis del profesor Kilroy:

1. Gli uomini hanno idee.

2. Gli uomini esprimono idee.

3. Gli uomini esprimono idee che non sono loro.

4. Le idee, una volta espresse e dunque sottoposte alla pressione di un pubblico, diventano oggetti artificiali privi di un reale rapporto con la loro origine. Gli uomini le affinano con tale ingegno da rendere micidiale. Col tempo scoprono di poterle usare como armi. Non ci pensano su un attimo. E sparano.

5. Gli uomini usano le idee come armi, e in questo se ne allontanano per sempre.

6. L’onestà intellettuale è un ossimoro.

1. Los hombres tienen ideas

2. Los hombres exprimen ideas.

3. Los hombres exprimen las ideas que no son suyas.

4. Las ideas, una vez expresadas y por lo tanto sujetas la presión de un público, se convierten en objetos artificiales privadas de una relación real con su origen. Los hombres las afilan con tanto ingenio que las vuelven mortales. Con el tiempo descubren que pueden usarlas como armas. No se lo piensan ni un momento. Y disparan.

5. Los hombre usan las ideas como armas y en esto se alejan para siempre.

6. La honestidad intelectual es un oxímoron.

Es el mismo profesor Kilroy quien la explica, dándole todo el significado y, sobre todo, todo el sentimiento a su ensayo. Y es increíble.

Ya hablé de Shatsy y su deseo de inmovilidad, me gustaría seguir y contaros su teoría de los ríos, pero creo que lo dejaré para otra ocasión.

No me siento mal por haber hablado tanto, o copiado trozos enteros del libro, porque sé que nada de todo esto impediría haceros disfrutarlo. Y para que no creáis que no soy objetiva y sólo cuento lo bueno, os diré que me gusta mucho más Oceano Mare.

Finire da qualche parte

Devo smetterla, pensò.

Non si finisce da nessuna parte, così.

Sarebbe tutto più semplice se non ti avessero inculcato questa storia del finire da qualche parte, se solo ti avessero insegnato, piuttosto, a essere felice rimanendo inmobile. […]

Alessandro Baricco, City.

Tengo que dejarlo, pensó.

No se llega a ninguna parte, así.

Sería todo más simple si no te hubieran inculcado esta historia sobre llegar a alguna parte, si sólo te hubieran enseñado, en cambio, a ser feliz permaneciendo inmóvil. […]

No quería bloguear este libro todavía, pero hoy no he podido  evitarlo al leer este fragmento hoy en el metro. No cuento más, ya contaré cuando termine…