Posts Tagged ‘ama de casa’

Vivir sola (III)

Sábado, 17:00

Tengo hambre, bueno, no exactamente hambre, pero todavía no me he levantado de la cama y algo habrá que comer, que si me levanto me mareo. Llueve a mares ahí fuera, y no me apetece vestirme para salir, mojarme… ¿Y si pido comida? Para mí sola una pizza es demasiado, y me sale cara si no uso el 2×1.

¡Oh no! ¡No me queda más remedio que cocinar! Miro la nevera, tengo yogures, y poco de fuet, 6 huevos que caducaron el día 10 – al menos son de este mes -, en la despensa tengo patatas, y mucho chocolate – bueno, no tanto, que el chocolate se consume a tableta al día -. Mi problema con la comida, es que se me caduca siempre antes de comerla, no me merece la pena comprar.

Podría hacer patatas fritas, las patatas no caducan, se pudren y apestan, pero como no apestan estarán bien. Saco la bolsa de patatas, y me cuesta sacarla, las raíces que han echado se quedan enganchadas al armario. Vale, una cosa es comer de todo y otra es comerse algo que está luchando por su vida, como carne, pero no cazaría, así que no voy a cortar raíces de unos 5cm. Además, ¿alguien sabe si las patatas con raíces aún son comestibles?

Volvamos a los huevos, caducados sí, pero de este mes, se podrán comer. El otro día Jesús me comento algo sobre meter el huevo en un vaso de agua… Vale este huevo se hunde, ¿eso era que era comestible o no? Bueno, da igual, algo tengo que comer. ¿Será esto a lo que llaman huevos rotos? Huevos fritos no son, pero serán comestibles, aunque nunca me ha gustado la yema hecha y plasticosa.

En el congelador metí un poco de pan, ¿qué se hace con el pan congelado? En Italia lo metía en el horno, aquí no hay horno – al menos yo no lo he visto- pues nada, al microondas. ¿Qué es ese olor? ¿Plástico quemado? ¡Genial! No quité la cosa esa de plástico que sirve para que no salpique, el pan se ha quemado, y ahora toda mi casa huele a pan con plástico quemado.

Bueno, al menos tengo algo que comer. La próxima vez saldrá mejor.

Anuncios

Vivir sola (II)

Tener escaleras, aunque queden tan monas, no sé si ha sido buena idea. Escaleras pa’ arriba, escaleras pa’ abajo, cada cosa que se me olvida o que necesito arriba. ¿Y si tuviera una polea? Coque y Lau proponen una barra de esas de bomberos. Yo utilizo la técnica: “¡Allá va!” que consiste en tirar la ropa sucia abajo y la ropa limpia hacia arriba, simple, pero efectiva, bueno, casi siempre.

La lavadora ha terminado, lo habrá hecho hace horas (o días) pero es que no me iba a quedar esperando. ¿Qué son estas cosas pegadas a las sábanas? Empiezo a sacar la ropa de la lavadora, y lo encuentro: los cereales. Olvidé que los tiré hacia abajo y se debieron mezclar con la ropa para lavar. ¡Hala! pues a volver a poner la lavadora, pero ahora en un programa que sea un poco más fuerte.

La lavadora ha terminado, lo habrá hecho hace horas … ok, no me repito. Esto… está anocheciendo, pero creo que las sábanas antes eran blancas, no amarillas, ups! este programa no mola, y es que mi clasificación de ropa “Negra – No negra” incluye una prenda verde con la blanca … Da igual, que no puedo volver a “quedarme esperando” así que a escurrir un poco la ropa y a tenderla. Y por último, nota mental: “No meter toda la ropa que pueda meter a codazos en la lavadora, no centrifuga bien”.

Vivir sola (I)

Pensamientos de una “experta” ama de casa.

¿De dónde ha salido esta habitación? Sí, la que está detrás de la nevera. ¡Dios mío! Qué barbaridad de platos, no sabía que tenía tantos, pero, ¿qué hacen ahí? ¿no saben que deberían estar limpitos en su repisa? ¡Joder! ¿Qué es eso? ¡Puaj! Debe ser el café de la semana pasada, y ¿eso? ¿los cereales de la anterior? Eso que se mueve … si está en un ‘táper’ puede ser la ensalada con queso que hizo Coquevas, ya no me acuerdo cuándo.

Vale, de hoy no pasa. Hoy friego los platos.